ISABELITA DEL JAPON-NODRIZA

 

Así es mi vida,
piedra,
como tú. Como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centelleas
bajo los cascos
y bajo las ruedas
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una lonja,
ni piedra de una audiencia,
ni piedra de un palacio,
ni piedra de una iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que tal vez estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera…

“Como tú” León Felipe

Escúchalos en la voz de Paco Ibáñez

Muy apropiados los versos del gran Poeta Español León Felipe, para describir a nuestras Isabelitas del Japón Nodrizas. Aves humildes e ignoradas, que sin embargo, por su carácter, comportamiento, necesidades y beneficios a la Ornitología deportiva, debemos de considerar  como autenticas SUPERAVES, que “centellean” en nuestros aviarios sacando adelante números ejemplares  de otras muchas especies, de las que no disfrutaríamos tal y como lo hacemos sin su contribución. .

La Isabelita (Lonchura Striata Domestica) o Manón (de “Moineau du Japón”), no es una especie que exista en la Naturaleza, sino que es el resultado de cruces selectivos llevados a cabo por criadores del Japón entre diversas especies del Genero Lonchura. Es por tanto un ave  totalmente adaptada a la Jaula, que se reproduce con notabilísima facilidad y muy poco exigente en cuanto a sus cuidados y necesidades.

Principalmente seleccionada como nodriza de otras especies mas difíciles de reproducir en cautividad, también la disfrutamos en una línea de concurso con ejemplares verdaderamente bellos.

Pero esta entrada se la vamos a dedicar a la Isabelita como Nodriza, donde ha llevado a cabo un papel fundamental en la introducción de otras muchas especies en nuestros aviarios.

Su tamaño ronda los 11 Cm de longitud. En la mayor parte de los ejemplares el color predominante es el marrón, que oscila desde el marrón chocolate/Negro hasta el Beig, pero también hay ejemplares Blancos de Ojos rojos y blancos de ojos Negros y por supuesto los píos de marrón y blanco (las lecheritas). No son colores que la hagan destacar, mas bien todo lo contrario, todos sabemos que los pigmentos marrones siempre se ha tratado de ocultarlos o eliminarlos de la Librea de muchas de nuestras aves.

El sexo es difícil de determinar, ya que no presentan dimorfismo sexual y aunque algunos criadores lo determinan  por la línea que forman el pico con los ojos, forma de la cabeza, etc.. no son métodos fáciles de apreciar para criadores que no sean muy expertos. Lo mas seguro es por el canto del macho. Con pocos meses basta con separarlos individualmente y generalmente empiezan a cantar enseguida, incluso podemos provocar mas rápidamente este comportamiento si los vamos aislando de dos en dos, pero siendo uno de ellos una hembra asegurada; el otro compañero si es macho cantará. El comportamiento mas activo del macho también es indicativo.

Lo verdaderamente llamativo de estas aves es su carácter. Rara vez por no decir ninguna veréis a isabelitas pegarse, por muchas que alojéis juntas, no habrá peleas ni ejemplares dominantes, comerán juntas, beberán juntas y dormirán juntas.  Si en un jaulón colocáis una caja nido, dormirán dentro, todas las que cojan y el resto encima, si  no hay caja, todas en el palo incluso subidas unas en las otras.

Confiadas y tranquilas también con nosotros, no se asustan fácilmente, permanecen tranquilas mientras manipulamos comederos, bandejas etc. Esto os da idea del carácter tan pacifico y sociable de la Isabelita.

Este carácter pacífico nos permite alojarlas en grupos numerosos (sin pasarnos) en jaulones  de metro o de vuelo y en jaulas de 40 para la reproducción por parejas. Aunque puedan parecer espacios muy pequeños, en mi experiencia he podido comprobar que prefieren espacios reducidos a las voladoras por ejemplo, que no son para nada de su agrado. De hecho, cuando he tenido alguna baja, casi siempre ha sido en la voladera.

Todo lo que les podamos dar a nuestras aves y necesiten, debemos de proporcionárselo, pero el caso de la Isabelita vuelve a ser muy particular y con una mixtura de exóticos se mantienen y reproducen perfectamente aunque por supuesto no es lo mas conveniente. Comen pastas y verduras pero no son devoradoras de las mismas, ni con pichones siquiera,  en cambio, sienten pasión por el Paniset, tanto en rama como en grano.

Debemos vigilar mucho los comederos porque suelen dejar las cáscara de las semillas en los mismos y pueden tener apariencia de estar llenos y sin embargo ser solo cascarillas. En cuanto a los bebederos, mejor del tipo de bola ya que tienden a querer bañarse en los normales.

Tienen   fama de ser sucias, por manchar con heces los barrotes y paredes o depositar comida en los bebederos, sin embargo, nada mas lejos de la realidad. Creo que estos hechos están mas relacionados con la gran cantidad de individuos que los  aficionados solemos alojar en las jaulas o lo que es peor, que debido al escaso valor que muchos les conceden o por el hecho de prestar toda la atención a las especies a las que sirven como nodrizas, se les priva de los mismos cuidados de higiene y limpieza que a esas otras especies mas “mimadas”. La bañera es otro elemento indispensable para las Isabelitas, les encanta bañarse y hasta no quedar completamente empapadas no paran.

En cuanto a la reproducción ya hemos resaltado que es una de sus principales virtudes.  Si los reproductores se encuentran en optimas condiciones, no tienen problema en sacar nidadas numerosas. Solo necesitan una caja nidadera y material para hacer el nido. No son buenas constructoras, de modo que conviene terminárselo. Ambos progenitores colaboran en la incubación, en ocasiones incuban también juntos. Se me ha dado el caso en alguna pareja, que el celo por incubar y sacar la prole adelante es tan grande en ambos, que llegan a dividir el nido entre los dos progenitores incubando cada uno de ello unos huevos y solo hasta que nacen o tienen unos días no los vuelven a juntar.

Como comentamos, es éste marcado instinto reproductor, el que se ha ido  moldeando con los años por los avicultores para servirse de ellas en la obtención de otras aves mucho mas difíciles de reproducirse en cautividad. Diamantes de Gould, Diamante Papagayo, Tricolores, Forbes, etc son criados como si de su propia prole se tratara.

Tanto se ha llegado a potenciar este instinto que se pueden usar parejas o tríos de machos como Nodrizas, siendo incluso mejor sistema que con pareja clásica de macho y hembra. El sistema consiste en juntar dos o tres machos y ponerles el nido y el material. En poco tiempo habrán hecho el nido y permanecerán en el por las noches, entonces es el momento de ponerles unos huevos de plástico y tan pronto  los empiecen a calentar podrán ser sustituidos por los que nos interesan. Con este sistema se puede aguantar mucho más tiempo el periodo de incubación, hasta que estén disponibles los que deseamos obtener.

 

Aunque una pareja cría perfectamente proles de 6 y 7 ejemplares en el caso de los tríos de macho pueden aumentar, solo se dedican a cebar a los jóvenes pollos, dejándoles unos buches que dan la sensación que van a reventar.

Esta virtud de la reproducción es también el motivo de la controversia y el rechazo de su utilización por parte de otro sector de compañeros. Consideran éstos, que el sacar adelante especies a través del uso de Isabelitas como nodrizas, a lo que conduce es a la eliminación del instinto de cría por parte de la especie en cuestión. Sin lugar a dudas es un tema apasionante, porque es fácil que en ambas partes haya algo de razón y algo erróneo.

Particularmente no comparto esta visión de las nodrizas, por varios motivos. En primer lugar, las aves criadas por nodriza no han carecido de los patrones de un nido, de progenitores ni de ceba natural, como si ocurre por ejemplo con aves criadas en incubadora, caso de muchas psitácidas o como caso extremo las gallinas industriales

En segundo, lugar ese instinto reproductor se ha perdido, si es que se ha perdido,  porque nos esforzamos  en seleccionar mutaciones, cada vez mas bellas sí, pero mas difíciles de conseguir, con mas genes implicados y en detrimento de otros caracteres como el instinto reproductor. De esta manera se invierte el orden, es decir, la descendencia quizás no se reproduce bien, no por haber sido criados por nodrizas, sino por haber seleccionado en ellos los caracteres que nos interesan obviando el instinto reproductivo.

En tercer lugar la experiencia me dice que ejemplares criados por nodriza se han reproducido satisfactoriamente y otros criados por sus padres no ha sido así, del mismo modo, ejemplares criados por nodriza que un año no crían bien, al siguiente lo hacen perfectamente, o crían mejor en voladera, etc. Es decir, es mucha la casuística en la reproducción, y muchos los factores que la condicionan, por lo que el fracaso reproductivo  no puede ser atribuido exclusivamente  a que hayan sido criados por nodrizas.

Lo que si que comparto es que su facilidad de cría no debe ser utilizada para considerarlas como maquinas de criar, con el único fin de obtener ejemplares a montones, no se trata de eso. Se trata de ayudar en aquellos casos en los que no podemos obtener descendencia de alguna/as parejas o de especies que necesitan unas condiciones para reproducirse satisfactoriamente, que nosotros no les podemos dar. Bien, pues para esos casos son una ayuda irreemplazable.

Es una verdadera pena que sea un ave tan poco valorada por muchos criadores y no me refiero a valor monetario, que también, si no que tal y como hemos comentado, muchos no les otorgan los mismos cuidados que a otras aves. De hecho algunos criadores se desprenden de todas sus isabelitas después de la cría, para volver a comprar un nuevo lote, al inicio de una nueva temporada. Cuando deberían de ser tanto o mas valiosas que las propias especies a las que crían, ya que serán las que saquen adelante sus pollos y sin su concurso, difícilmente los podríamos tener.

Como hemos visto, un ave extraordinaria digna de estar en cualquier aviario por méritos propios. Muy recomendable para los que se inician en la cría de exóticos sin experiencia previa o para los que quieren ver en casa reproducirse a una pareja de aves

untitled

 

Acerca de Jose Luis

Sociedad Ornitológica dedicada al cultivo y perfección de las diferentes especies orniticas criadas en cautividad
Esta entrada fue publicada en Escuela de Exóticos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s