LA MUDA: Generalidades

Hembra adulta despues de la cría

Como todos sabemos, la muda es el proceso por el cual las aves renuevan su plumaje tras el periodo reproductivo en adultos y tras la independencia de los padres en los jóvenes pollos.

 El que se trate  de un proceso anual y natural de las aves, puede llegar a hacer pensar de que se trata de algo sencillo y sin problemas, sin embargo, nada mas lejos de la realidad. Se trata de un proceso complejo y delicado en el que intervienen importantes procesos metabólicos y hormonales del organismo. Procesos estos que se ven notablemente influenciados por condiciones externas como son los cambios de temperatura, la luminosidad, humedad ambiente, alimentación, alojamiento o situaciones de estrés. Es por todo ello que decimos de la importancia de la muda para las aves, las cuales pueden llegar a morir sino cuentan con las condiciones necesarias y mas favorables que les podamos proporcionar para llevarla correctamente a cabo.

Son muchos los aficionados que tras la reproducción se centran casi en exclusividad en los jovenes pollos y olvidando en parte a los reproductores, a los que obligan a afrontar un periodo tan delicado como la muda en las peores condiciones para ello, echando a perder excelentes parejas reproductoras y sin entender como una pareja que  anteriormente se habiá reproducido satisfactoriamente, ahora no lo hace. Por tanto debemos ser conscientes que el inicio de la proxima temporada de cría comienza aquí,  en la muda, demosles pues esas condiciones y alimentación que les haga llegar esplendorosos no solo a los concursos, sino también a afrontar el invierno y llegar de nuevo en optimas condiciones a la cria.

 La Luminosidad.

 Tras el periodo reproductivo, desencadenado por el  aumento de la intensidad y horas de luz, es el proceso inverso parte del desencadenante de la muda, los dias poco a poco se van acortando, las plumas, que lucian todo su esplendor durante el cortejo estan desgastadas, secas y deterioradas, despues de sacar adelante a la prole en dos o tres puestas; Nuestros ejemplares pasan del frenético ritmo de la crianza al relajamiento necesario para el cambio de las plumas y para ello, reduciendo la intensidad lumínica de nuestros aviarios desencadenamos y anticipamos la muda, acondicionándola a las necesidades de nuestras gamas y variedades.

 Algunos aficionados mantienen durante este periodo a sus aves en penumbra, condición esta que  hace estar mas tranquilos a las aves, influyendo además satisfactoriamente con ello en el picaje. Aunque por suerte, no todo es tan sencillo para los aficionados a la ornitología deportiva y así los aficionados deberán conjugar lo mejor que puedan, unas condiciones lumínicas óptimas para la muda y una buena manifestación del lipocromo, con las que permitan una correcta oxidación de patas, picos y melaninas en ejemplares de la serie negra especialmente, por tanto y en general, los ejemplares Lipocromos se verán mas favorecidos de cara a los concursos con condiciones durante la muda de mayor penumbra y en cambio, en los melánicos deberemos jugar con unas condiciones lumínicas que por un lado protejan el lipocromo (evitando su oxidación) y estimulen la muda y por otro que permitan la mayor oxidación (en aquellos ejemplares que lo requiera su estándar) de picos y patas, tan favorecida por la acción del sol.

 La temperatura

 Al igual que ocurre con la luminosidad, la temperatura también es un desencadenante de

Malinois empezando a tirar plumas muertas despues de la cría

la muda, aumentando y acelerándose la misma con temperaturas altas y ralentizándose con las bajas, con lo que influyendo en ella controlaremos la muda de nuestra aves.

 Alimentación

 La Alimentación es otro de los factores mas influyentes en una buena muda y que mejor podemos controlar, así como norma general,  las dietas ricas en proteínas favorecen una buena muda, del mismo modo aumentaremos en la dieta las semillas grasas, que no solo aumentaran el nivel calórico del organismo del ave acelerando con ello la muda sino que permitirá una buena deposición de los pigmentos, especialmente beneficioso para las aves con factor o amarillas. Algunos criadores acostumbran a colocar en los jaulones y voladeras de muda, trozos de tocino curado, y aunque el propósito es evitar el picaje (al poder acceder las aves a las proteínas animales que necesitan) sirve también para acortar la muda y favorecer la manifestación de un buen lipocromo.

Joven afectado de picaje

También parece estar comprobado que las dietas ricas en proteínas aceleran la muda, siendo la necesidad de proveerse de proteínas,  la causa mas probable del picaje de las aves durante la muda, para ello es bueno el truco del tocino así como añadir levadura de cerveza a las pastas que les administremos durante este periodo.

 La Humedad

 La sequedad de las plumas y piel del ave hace que estas mueran y caigan, al no poderse alimentar, pero en este caso, a la humedad en las plumas a la que nos referimos, es a la que se proporciona el propio ave a través de sus glándula sebácea, sirviendo en cambio, los baños de agua para la limpieza del plumaje y mas rápida eliminación de la plumas y tejidos muertos. En el agua del baño podemos añadir productos tradicionalmente usados para dar mas brillo y sedosidad al plumaje (vinagre de manzana, vaselina), proteger de ácaros (insecticidas) o cauterización de heridas y picaduras (vinagre de manzana).

Alojamiento y estrés

 Como en tantas otras ocasiones hemos dicho, resulta imprescindible facilitar a nuestros animales unas condiciones  de salubridad y espacio lo mas amplias posible, y de no poder ser así deberíamos plantearnos el poder tener o no a nuestras aves.

  El hacinamiento de aves en reducidos espacios provoca situaciones de estrés que llevan a las riñas y peleas con la consiguientes perdidas de plumas, que cuando vuelven a salir pueden llegar a estropear al ejemplar de cara a los concursos, pensemos en ejemplares con factor o ejemplares de postura por ejemplo, también los cambios de lugar con condiciones ambientales muy diferentes a las que se encontraban pueden reactivar una muda ya concluida, por ello una vez alojemos a las aves para la muda procuraremos no cambiarlos de condiciones evitando los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire, el hacinamiento, etc.

Las alteraciones bruscas de estas condiciones de temperaturas, estres, luminosidad, etc,  pueden llevar a lo que los aficionados conocemos como falsas mudas, (despues de concursos, exposición a corrientes de aire, etc) situación en la que el ave comienza una nueva muda o no termina en el periodo aproximado de 40 dias la ya emepezada, produciendose un deterioro de la salud del ave. En estos casos y una vez comprobado que no se trata de enfermedad (ejem: muda francesa de psitácidos de origen vírico) procuraremos alojar al ejemplar en aquellas ambientes que hemos mencionado y le administraremos choques vitaminicos, ademas de dieta rica en proteina y grasa esperando con todo ello una pronta recuperación.

 Resumiendo para la muda, procuraremos a nuestros animales espacio suficiente para un buen desarrollo, alojándolos en habitaciones tranquilas con baja luz y cálidas, les procuraremos dietas ricas en grasas y proteínas, les facilitaremos baños y les molestaremos solo para las labores propias de la limpieza y selección de ejemplares

Acerca de Jose Luis

Sociedad Ornitológica dedicada al cultivo y perfección de las diferentes especies orniticas criadas en cautividad
Esta entrada fue publicada en REPORTAJES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s